Foro ISFD Fátima

1 ¿Pastoral de la inteligencia?

La Pastoral de la inteligenciaEvangelización del curriculum, se ordena a la restauración del contenido y las metodologías de los programas en base a las cuales desempeñamos nuestra misión educadora, a la luz  del realismo filosófico que constituye el principal legado de la concepción católica de la vida.

Toda actividad humana supone, manifiesta y tiende a conformar la realidad según una concepción de la persona humana, una idea de sociedad, un sentido de la historia, en síntesis una cosmovisión o una ideología.

No existe una educación neutra. La misma idea de educación supone la existencia de un sentido de la vida, el reconocimiento de un fin en el que se cifra la realización de vocación personal, la vigencia de la verdad natural y sobrenatural según la cual se ordena el obrar humano.

Desde el Renacimiento se inicia un proceso de desplazamiento del fundamento trascendente del conocimiento científico al inmanentismo racionalista. En virtud de la determinación voluntarista fundada en la duda metódica, el objeto de las ciencias queda reducido a la dimensión material de la realidad, con la consiguiente perdida de referencia extramental característica de la segunda de las posturas vigentes en la actualidad.

Como el intento racionalista trató de explicar lo superior por lo inferior, la razón subjetiva encerrada en sí misma pasó a ser el criterio de determinación de la realidad, con lo cual, la ética no supera la cota de lo subjetivo, la libertad sin finalidad trascendente a la cual ordenarse pasó a ser una condena absurda y el hombre se convirtió en un algo afectado por la incerteza radical. Pretender que existe la verdad se tornó algo intolerable, a consecuencia de lo cual la educación no puede ser concebida más que como un sistema de amaestramiento para la ciudadanía global basado en la apropiación de los “valores” socialmente consensuados.

La postura posmoderna se caracteriza por el relativismo cultural o culturalismo, según el cual se pretende que las culturas tienen todas el mismo valor, a excepción de aquellas que pretendan fundarse en cualquier tipo de naturaleza o trascendencia, las cuales tienen que ser eliminadas del discurso social por intolerantes, y porque en definitiva se sostiene que lo cultural no tiene otro sentido que la incertidumbre del devenir mismo mediante la pugna de intereses determinada por el ejercicio del poder del grupo mayoritario.

2 comentarios »

  1. Hola a todos los que lean aquí!
    Realmente, como educadores católicos de este mundo globalizado y de la web 2.0,donde en apariencia todo está al alcance de quién lo demande y donde hablamos de inteligencias colectivas,el no perder la óptica,de dónde está lo bueno y lo éticamente correcto, es un camino permanente que debemos recorrer y discernir para poder guiar el acto educativo personal y de nuestros alumnos.
    Los tiempos modernos y de la postmodernidad, sin duda alguna nos ha legado razones de admiración y euforia. Pero también nos ha colmado de dudas, extrañezas,paradojas y más de una vez de contradicciones.A menudo la cultura es vista como el campo donde el ser humano tiene la posibilidad de “explotar” su creatividad sinónimo esta de crecimiento humano y sin embargo,se torna cruelmente en un agente que le empobrece.
    Extrayendo textualmente: “…la cultura se presenta al hombre como un dilema. LLena de energías creadoras, en creciente apertura a nuevos y maravillosos horizontes, se ve al mismo tiempo amenazada por ambigüedades y antivalores.Cumple entonces a la educación la tarea urgente e insoslayable de rescatar al hombre de esta ambivalencia de la cultura, hacerlo beneficiario de las riquezas latentes en los adelantos de nuestro días”.
    Luego de ello,nuestra misión educadora se re-define, nuevamente,una vez más,como a lo largo de la historia:
    transmitir críticamente la cultura de hoy…pero ¡Cuidado!con verdadero conocimiento de lo que caracteriza a los tiempos actuales…¡No repitamos más de lo mismo!
    Saludos a todos.

    Comentario por Mª Cecilia Stahlschmidt Agü — julio 24, 2010 @ 12:50 pm | Responder

  2. Varias reflexiones moviliza este comentario de Cecilia que entrecruza cuestiones sobre posmodernidad-cultura-educación y destaca el dilema del hombre, del docente actual y propone rescatar su misión educadora en relación al PPT que precede.Lo asocio particularmente con una ponencia del Dr. Pedro Baquero Lascano (admirado y entreñable docente de la UCC con quien curse Antropogía)que exponía la concepción del hombre a través de la historia y cómo el Ser, en su triple originalidad (realidad/conocimiento-razón/decisión-voluntad)se manifestó.
    Sintetizando: la concepción en Grecia Antigua, naturalista e integral (cuerpo-alma), con valores inmanetes; donde la realización del hombre se encontraba en la Polis; la Cristiana-medieval que con el Evangelio inaugura la realización del hombre en lo sobrenatural que radica en el encuentro con la plenitud del ser infinito, donde priman los valores trascendentes; ambas concepciones tienen algo en común: la presencia de los tres originales del Ser. El hombre primero debe conocer la realidad y obrar conforme a la razón. La decisión estaba orientada por la razón y sostenida en su actuar por la voluntad hacia el fin, decimos nos trascendente.
    La Modernidad se presentó como un mundo de dos originales: razón y decisión; y el hombre se movió entre el racionalismo(Descartes,Kant,Hegel)y el irracionalismo (Freud,Darwin,Levi Strauss),el Positivismo de Comte y el existencialismo de Heidegger, que al menos nos dejó la posibilidad del autoconimiento del ser en nosotros, se instauraron valores naturales materiales, ya no hay referencia a los absoluto y hoy (sumando el envión histórico de Nietzsche) que nos queda en la Posmodernidad? Un sólo original: pura voluntad de poder.
    Toda similitud con la realidad histórica-social-política y educativa es pura coincidencia????!!!!!
    Reflexión final: Si Dios creador apostó a que mi vida y en consecuencia mi misión existencial transcurra en este tiempo (globalizado-posmodernizado-tecnologizado)me acompañará y sostendrá en el cruce de este aparente y a veces tan real desierto, confio en que me proveera y diaramente los hace de lo que necesito: la Palabra,el perdón, el alimento la Eucaristía y por las dudas … soporte adicional para el camino, su Madre la Virgen María de Fátima.
    Perdón si se hizo largo. Gracias Gabriel por el espacio! A Cecilia Qué hermoso desafío tenemos y que dichosos de lo comunitario de esta vocación docente. Silvia Bruenner

    Comentario por Silvia Bruenner — agosto 26, 2010 @ 12:31 am | Responder


RSS feed for comments on this post.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

Crea un blog o un sitio web gratuitos con WordPress.com.

A %d blogueros les gusta esto: